Seguramente si has llegado hasta aquí es porque tú o un ser querido sufre de escoliosis, sé perfectamente lo difícil que es, así que te invito a que conozcas un poco más del método CLEAR y de nuestra fundación.

Gracias a este tratamiento mi hija mejoró 25 º de su curva en solo 8 días intensivos.

 

 

Preguntas generales

¿Qué es la escoliosis?

El término “escoliosis” se usa comúnmente para describir una curva lateral en la columna vertebral. Sin embargo, es más exacto pensar en la escoliosis como una hélice. Es tridimensional, y no solo afecta a la columna vertebral. La escoliosis también puede afectar a los pulmones, los músculos, el cerebro y otras partes del cuerpo.

¿Cuál es la causa de la escoliosis?

En el 80% de los casos la escoliosis se denomina idiopática, lo que significa que no se puede encontrar ninguna causa directa. La escoliosis puede ser causada por malformaciones congénitas en los huesos de la columna vertebral, trastornos neuromusculares como parálisis cerebral y por casos de traumatismos tales como accidentes automovilísticos y algunas cirugías.

¿Cómo sé si tengo escoliosis?

La mayoría de las personas descubren su escoliosis a raíz de una evaluación postural, aunque la única forma de detectar la escoliosis con certeza son las radiografías. Se puede descubrir la escoliosis con la prueba de Adán, una prueba de flexión hacia adelante. También hay nuevas investigaciones que se están realizando sobre las pruebas que pueden ayudar a identificar si una persona está en riesgo de desarrollar escoliosis.

A quién afecta la escoliosis

La escoliosis se desarrolla básicamente en niños y adolescentes, siendo bastante común en los adultos. Un estudio desveló que casi el 20% de los adultos tienen escoliosis y en otro se encontró que dos tercios de las personas mayores de 60 años también la tienen.

Suele ser más común en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, esto sólo es cierto en la adolescencia y la edad adulta. En niños muy pequeños la escoliosis se puede encontrar por igual, o incluso más comúnmente, en varones.

Afecta a personas de todas las etnias y nacionalidades, aunque algunas poblaciones parecen más susceptibles que otras. No es contagioso y es muy poco probable que alguien pueda desarrollar escoliosis de una manera intencionada. La verdadera causa en la mayoría de los casos es desconocida.

La escoliosis puede causar problemas de salud, pero no siempre hay una correlación entre la gravedad de la escoliosis y los síntomas que provoca. En ocasiones un individuo con escoliosis leve puede tener mucho dolor o cambios posturales, y a veces un individuo con escoliosis severa no tendrá dolor o cambios notables en su figura. Cada persona con escoliosis es diferente y merece ser evaluada como tal.

¿Cómo sabré si mi escoliosis empeorará?

Es muy difícil predecir si un caso específico de escoliosis empeorará. Normalmente, las curvas más grandes en pacientes más jóvenes tienen mayor riesgo de empeorar, y las curvas más pequeñas en pacientes mayores tienen menor riesgo de crecer. La mayoría de los casos de escoliosis por encima de 25 grados corren el riesgo de empeorar con el tiempo, especialmente si la columna vertebral sigue creciendo.

¿Cuáles son los efectos de vivir con escoliosis?

La experiencia de vivir con escoliosis varía de persona a persona. Una persona con escoliosis severa podría no tener ningún dolor ni problemas notorios, mientras que otra persona con escoliosis leve puede tener dolor y mala función pulmonar. Generalmente, la escoliosis más severa se asocia con dolor y discapacidad más crónicos. Los efectos secundarios asociados con la escoliosis a menudo incluyen dolor en el cuello, espalda, caderas y piernas, así como dolores de cabeza. Puede causar cambios en la postura y la simetría del cuerpo, e influir también en la función ciertos órganos, como los pulmones.

¿La escoliosis es dolorosa?

La escoliosis no suele ser dolorosa, aunque con el tiempo puede llegar a serlo. El dolor muscular es más común en personas con escoliosis, especialmente los adultos mayores. Sin embargo, el dolor agudo y localizado a lo largo de la columna vertebral puede ser un signo de advertencia de una condición subyacente más grave. Si experimenta dolor y cree que puede estar relacionado con su escoliosis, por favor consulte con un médico especialista.

¿La escoliosis es genética?

La escoliosis es familiar, lo que significa que tiene una tendencia a desarrollarse en las familias. Se ha asociado con varios genes, pero la condición de la escoliosis no es verdaderamente genética.

Tratamientos

La mayoría de los métodos de tratamiento de la escoliosis giran alrededor del ángulo de Cobb. Dependiendo de la medición se puede recomendar el uso de corsé o cirugía. En los casos de pequeñas curvas, los médicos pueden no recomendar ningún tratamiento.

Los pacientes con escoliosis deciden recibir tratamiento por muchas razones. La razón más común es que no les gusta el cambio en su apariencia. Algunas personas buscan ayuda porque tienen dolor o limitaciones en sus actividades físicas. Otros pacientes, sin problemas de salud o posturales, deciden recibir tratamiento para reducir o prevenir los problemas que se puedan desarrollar en el futuro.

La posición oficial de CLEAR es que cada individuo decida por sí mismo si desea o no recibir tratamiento, y tiene el derecho de elegir el tratamiento que prefiere recibir.

Que esperar del tratamiento

La escoliosis es una enfermedad compleja que implica mucho más que sólo los huesos de la columna vertebral. Afecta a los músculos, a otros tejidos blandos (como tendones, discos y ligamentos) y al cerebro. El cuerpo de una persona con escoliosis desarrolla hábitos para contrarrestar dicha condición. Se necesita tiempo para volver a programar estos viejos patrones de comportamiento, especialmente si la escoliosis se empezó a desarrollar hace ya muchos años.

Qué esperar

Muchos pacientes quieren que su escoliosis se cure y su columna vertebral vuelva a estar completamente recta. Desafortunadamente esto sólo es posible en algunos casos muy concretos, por ejemplo si la escoliosis es muy pequeña y se detecta a una edad muy temprana. En la mayoría de los casos, la escoliosis puede ser reducida y estabilizada, pero nunca completamente curada.

El objetivo del CLEAR Scoliosis Treatment (y de todos los demás métodos de tratamiento no quirúrgico de la escoliosis) no es liberarse por completo de la escoliosis, sino prevenir que la escoliosis empeore. Es parecido a la presión arterial alta o la diabetes. El objetivo no es curarlas sino controlarlas con éxito para que el paciente pueda tener la mejor calidad de vida posible sin limitaciones ni dolor.

Muchos padres quieren creer que su hijo se “librará” de la escoliosis después de cinco semanas de tratamiento. Lamentablemente, esto no es del todo realista. Es importante entender que, en la mayoría de los casos, el cuerpo ha estado viviendo con escoliosis durante muchos años. Simplemente no es posible enderezar completamente una columna vertebral en sólo unas semanas cuando se ha curvado durante tanto tiempo. El cerebro, los músculos y otros tejidos han cambiado. Incluso cuando la escoliosis se reduce después de algunas semanas, todavía llevará meses de trabajo para que el cuerpo se adapte a la nueva posición. Renunciar o detener el tratamiento demasiado pronto normalmente provocará que se pierda total o parcial la corrección obtenida.

Tratamiento CLEAR para la escoliosis

El objetivo del CLEAR Scoliosis Treatment es reducir y estabilizar los ángulos de Cobb. Esto es más sencillo de conseguir en unos casos que en otros.

Muchos de estos casos necesitarán un tratamiento constante durante muchos años. Sin él, la escoliosis puede progresar rápidamente a los niveles donde se recomienda la cirugía. Por esta razón, los médicos de CLEAR se toman muy en serio los casos de escoliosis en niños pequeños. Las columnas vertebrales en crecimiento tienen un mayor riesgo de progresión de la curva, por lo que los médicos pueden prescribir ejercicios adicionales o terapias en el hogar, incluso para curvas pequeñas.

Por ejemplo, el médico puede pedirle al paciente que utilice una silla de tracción de escoliosis para utilizarla en casa. Si el paciente no está interesado en participar en terapias en el hogar, el médico puede remitirlos a un traumatólogo para cirugía. El manejo de casos de escoliosis progresiva puede ser un riesgo para el médico. Si las cosas empeoran porque el paciente no está siguiendo su protocolo de tratamiento, el médico podría ser considerado responsable de los resultados.

Evaluación de su tratamiento

Al final del plan de tratamiento (alrededor de 12 a 18 visitas), realizaremos un examen y haremos unas radiografías. Las radiografías mostrarán la eficacia del tratamiento. Esto no significa que la nueva posición vaya a ser permanente o que el tratamiento esté terminado. Después del nuevo examen, se recomendará un nuevo plan de tratamiento basado en una cuidadosa evaluación de muchos factores.

¿Cuánta corrección se alcanzó?

Si fue menor de lo esperado, el trabajo posterior se enfocará en “aflojar” la columna vertebral. Si fue mayor de lo esperado, entonces se enfocará en estabilizar la columna vertebral para evitar que las cosas vuelvan a estar como antes.

¿Cuánto le queda por crecer al paciente?

Si todavía quedan muchos años por delante para seguir creciendo, reducir el plan de tratamiento demasiado pronto puede tener consecuencias desastrosas ya que la escoliosis puede progresar muy rápido.

¿Se consiguieron las metas y expectativas del paciente?

La mayoría de los adolescentes se preocupan por prevenir la progresión y evitar la cirugía. La mayoría de los adultos quieren evitar el dolor y mejorar su funcionalidad física. El tiempo necesario para alcanzar estos objetivos varía de paciente a paciente.

Al igual que con la higiene dental, practicar una buena higiene de columna vertebral requiere un compromiso continuo. Preguntar cuándo puede dejar de hacer sus ejercicios es como preguntar al dentista cuándo puede dejar de cepillarse los dientes. La frecuencia de las sesiones de tratamiento y la cantidad de tiempo dedicado a hacer ejercicios en casa disminuirá gradualmente con el tiempo, con un éxito continuo y buenos resultados.

Pero CLEAR Scoliosis Treatment no es una cura para la escoliosis, al igual que la insulina no es una cura para la diabetes. Nuestra meta es ayudarle a controlar su escoliosis para que pueda vivir la mejor vida posible. Los cuidados quiroprácticos son como comer una buena dieta y hacer ejercicio regularmente. Si queremos estar tan saludables como podamos durante el mayor tiempo posible, este tratamiento no es algo que hacemos una vez y luego lo dejamos.

CLEAR Scoliosis Treatment puede lograr resultados asombrosos. Sin embargo, no es una “cura mágica” para la escoliosis. Implica dedicación y esfuerzo. Antes de comenzar el tratamiento, asegúrese de tener una conversación detallada con su médico de CLEAR sobre los resultados que razonablemente debería esperar.

¿El tratamiento CLEAR es doloroso?

No, aunque puede ser un reto de la misma manera que un buen entrenamiento es un reto. CLEAR realizó un estudio con 3.198 pacientes y encontró que en más del 95% de las ocasiones los pacientes informaron sentirse igual o mejor después del tratamiento.

En más del 75% de ellas no hubo efectos secundarios reportados como resultado del cuidado.

El efecto secundario más común fue el dolor muscular, reportado en una de cada cinco visitas. No se reportaron efectos secundarios graves en ninguna de las 3,198 visitas al tratamiento.

Diagnóstico

La escoliosis se diagnostica cuando una radiografía de la columna vertebral tomada desde una posición frontal revela un ángulo de Cobb de más de 10 grados. El ángulo de Cobb es el método más simple y común de medir la escoliosis, aunque dicho método tiene sus defectos.

Es una medida bidimensional de una condición tridimensional. El ángulo de Cobb sólo mide la inclinación de dos huesos de la columna vertebral.
Puede ser inexacto. Diferentes médicos que miden la misma espina dorsal a veces pueden llegar a diferentes medidas.
CLEAR defiende el uso de múltiples mediciones para evaluar la gravedad de un caso específico de escoliosis que no se base únicamente en la medición del ángulo de Cobb. También es importante tener en cuenta otros factores, como el aspecto de la columna vertebral lateralmente y desde arriba hacia abajo, o cómo se siente acerca de su condición la persona con escoliosis.

VER ARTÍCULO ORIGINAL PUBLICADO POR CLEAR INSTITUTE

Nuestra misión

Tratamiento para la escoliosis sin cirugía

Ayudar a las familias a lidiar con la escoliosis, y evitar la cirugía a niños, adolescentes y adultos, gracias a los tratamientos no invasivos de CLEAR Scoliosis Institute.

Este es el mejor tratamiento de escoliosis alternativo disponible. 

¿No encontrates respuesta a tu pregunta?

Puedes enviarnos un email e intentaremos responderte lo antes posible

TRATAMIENTO PARA LA ESCOLIOSIS SIN CIRUGÍA

FUNDACIÓN ESCOLIOSIS CLAU – BARCELONA.

CENTRO CLEAR – MADRID.

(+34) 609 010 153

esther@fundacionescoliosis.org

Ronda Barceló, 59 Mataró - CP 08302 Barcelona